sábado, diciembre 30, 2006

Tengo una orquídea

(Calamaro-Nebbia)

Tengo una orquídea,
dejemos que todo suceda de golpe,
perdoname.

Ya sé que el amor es paciente y sabe esperar,
el mío es urgente, además transparente,
y no sabe engañar, y no puede aprender.

Tengo una orquídea, y vos sos la flor más hermosa de todo el jardín.
Tengo una orquídea, y prefiero el olor de tu piel en mi piel.
Voy a gastármelo todo comprándote flores,
y cuando no queden más es que voy a plantar una en tu propio jardín.

Bonita, avísame, que tengo planes para los dos.
Si alguna idea te siembra una duda no le hagas caso,
ya te pedí perdón, si te puse presión o si te hago bien.

Tengo una orquídea,
y vos sos la flor más hermosa
de todo el jardín.

jueves, noviembre 23, 2006

Ecos o El Día de la Música

Para algo debo servir
Si me lo dicen y me lo dicen
Para algo debo servir
Ya sé que no es para romper, si
Ya sé que no es para cortar
Ni para dar un gran salto mortal

Creencias, recuerdos, olvidos, memorias
Sangre, leche, vino, madera y amor
Sé que son las palabras que tiene que tener la canción
Asi como sé que el corazón
Aprende por prueba y error

¡Qué filo tiene la cabeza!
¡Qué doble filo!
Exceso de razonamiento deductivo
¿Cómo puede ser que todavía me corte?
Si ya sé que ser soberbio o ignorante es lo mismo
¿Cómo puede ser que todavía no me corte?

¡Qué frágil sos, ay corazón!
¡Qué frágil sos!
Que oscuro equilibrio
entre sadismo y perfección.
Lo único realmente grave es la muerte
Quiero primero el clavel en la solapa
y después sentir el perfume del jazmín

martes, noviembre 07, 2006

Sin título 1

Imaginate una lámina gigantesca, como un plano, donde todas las vidas humanas, desde la primera hasta hoy en día, se representen como una línea de tiempo. Una cinta negra y finita, cuya longitud sea proporcional al tiempo vivido. Todas las vidas sobre un gran panel blanco. Y cada vez que dos o más vidas se cruzan (me refiero al tiempo que se ven), las cintas también lo hacen, en una longitud proporcional al tiempo del encuentro. Cerrá los ojos e imaginate las formas distorsionadas de las cintas, la infinita cantidad de cintas. Cintas largas, cintas cortas. Imaginate la infinita cantidad de cruces. Creo que es posible arrancando desde alguna cinta al comienzo llegar hasta alguna vida de hoy, eligiendo bien los cruces

Lugar común

¿Qué son los lugares comunes? ¿A quienes son comunes? ¿O son comunes porque nada tienen de extraordinarios? ¿Cayó usted alguna vez en un lugar común? ¿Cayó usted alguna vez fuera de un lugar común? ¿Conoce usted algún lugar común? Una ex novia nunca lo llama, quizas porque nunca lo quiso. Una inmensa y decadente estructura para provocar cosas que nunca se realizan. Haga un pozo, luego tápelo. Trabaje doce horas en eternos absurdos y su paga estará al comienzo de cada mes. Aliméntese cuatro veces al día. Cepíllese los dientes hasta que no haya ningún vestigio de que comió. Limpie con dedicación todas las partes de su cuerpo, hasta que ya no huela a su cuerpo, sino a alguna flor. Haga actividad física hasta que su cuerpo ya no luzca como su cuerpo sino como algún dibujo animado. Elija su ropa con esmero, para que nadie note su presencia. No se comprometa con la gente. No revele su intimidad. No pretenda averiguar la de otro ser humano. Coja muchas veces. Ame muy pocas. Sea previsible. Nunca exceda el estrecho rango que existe entre decirle una vez cada tanto te quiero a su madre, sintiéndolo de verdad; y putear a regañadientes, y sin ser escuchado, al que delate sus rincones oscuros. Nunca jamás hable de su infancia ni de sus sueños. Siempre sonría. Resígnese a perder, el mundo está hecho para los que saben ganar. Los que saben ganar saben también que hacer con el mundo que usted no entiende. Disponga largas horas en labores repetitivas y que no demanden atención. Ocúpese. Eso evita malos pensamientos. Duerma las horas suficientes para no soñar. No se esfuerce por recordar los sueños, carecen de lógica. Y por sobre todo, nunca piense en el amor. La vida se resume a una serie de comportamientos repetitivos que nos generan seguridad a nosotros y al resto de los seres humanos. El amor, como los sueños, tambien carece de lógica. Tampoco pretenda entender a los otros seres humanos. Usted nunca podrá sentir como otra persona. Luego, cuando usted menos lo espere, lo alcanzará la muerte. La muerte nada sabe de grandes proyectos ni de los sueños ni del amor. La muerte simplemente llega. No queremos que la muerte lo encuentre sin estar debidamente aseado, alimentado y descansado. ¿Conoce usted algún lugar común? Nosotros sí. Se llama muerte.

viernes, octubre 27, 2006

Buen día, día

(Miguel Abuelo)

Buen día, día. Día, buen día.
Buen día, perro, mujer buen día.
Arbol buen día, señor buen día.
Buen día, hijo, hermano buen día.
Buen día, día. Día, buen día.
Soy todos tus olvidos
y de todos tus olvidos
aparece mi alimento.
Aquí tu libertad,
aquí tu intención
apelmazada de ser pájaro.
Aquí la piedra de tu risa.
Aquí... mi boca arriba y gritando
Buen día, a todo lo que pasa.
Yo soy el que da rota de tu paso olvidado.
Aquel que te camina,
descalzo entre tus pasos.
Nada sé, no. Nada sé...
Buen día, día. Día, buen día.
Buen día, sol, soles buen día.
Tontos buen día, señora buen día.
Buen día, aire, luna buen día.
Aquí tu libertad,
aquí tu intención apelmazada de ser pájaro.
Aquí la piedra de tu risa,
aquí mi boca arriba gritando: Buen día,
a todo lo que pasa.
Juntos cavaremos hasta la superficie de la tierra.
Tu dolor es amor transformándose en mundo
y una caja es mi cuerpo donde el dolor no cesa.
Adentro mío;
Escarba hoy en tu mano tratando de
ubicarte en la cima.
Embelésate ahora que estas vivo.
Este mundo era ya una loquería.
Vamos...adelante.
Llevaras todo junto,
llanura y vegetal entrelazado.
Agua sobre fuego y fuego bajo tierra.
Sé bien que tus codos se pondrán
contentos.
Vamos...adelante.
Que suba lo que crece.
Lo que se fue se vaya.
Aquí voy yo.
El que río y río
bajo y sobre las vertientes.
Aquí voy yo,
el que tentó al amigo.
Oíd, oíd, que hermoso río que suena en ti
llamando, humano, humano, humano...

El pensamiento corre,
el cuerpo baila.
Los ojos iluminan.
La voz llega y escapa.
¿Por que trastocar la lozanía
que hay en tu alma?
¡Ah! La estridente coraza.
¡Oh! La enfrascadora jornada.
Brindo contigo, Holderlin.
Por lo gratis, la bendición etérea.
Y oiganse las manos serviciales.
La tarea del amor,
creativo y fraternal.
Buen día, remanso, tempestad buen día.
Buen día, ruta, muerte buen día.
Buen día, día.
¡Ey! ¿Y si hubieras contraído
compromiso con la muerte?
¿Y si hubieras muerto acaso?
Peleando o creyendo.
¿O intentado escaleras para atrapar las
espaldas del cielo?
Hubieras llevado gloria hacia allá
(hacia desde donde ya no se vuelve)
Pero también, hubieras dejado fábula,
utopía y polvo
entre mis cofrades mortales.
Pobre eres si no llevas repletas las arcas
de tu corazón.
Idiota perdido aquel que no se reconozca en un
odio insensato.
Que imbécil no verá su pasión más
desjuiciada.
Y que clase de rico será
quien no lleve todo junto y en un solo puño
la psiquis y el latido de su pueblo.
Buen día, día. Día, buen día.
Buen día estrella, humildes buen día.
Buen día cerca, lejos buen día.
Buen día, buenos, locos buen día.
Buen día, mañana. Traición buen día.
Del ultimo sueño vengo,
del ultimo sueño soñado.
Han caído cortezas de mí.
Imperios han venido y desaparecido.
He comido el pan de la locura.
He sido cuerpos de otros cuerpos
y me he despertado en fiestas y caídas.
He sido celoso como mi ángel guardián
y paciente como las arañas.
Tanto he dormido en el azul barro del
invierno como he vuelto desde la blanca luz
de los ciegos del mundo desierto
entre cactus, reptiles y minerales.
Buen día, día. Día, buen día.
Mi joven realidad ya no se busca
en los reflejos de un espejo astillado.
No quiero ser un barco anclado
sobre un río tormentoso.
¡He venido a mover y darle
marcha a la fanfarria!
Me fecunda la música que tonifica
y cura.
Los poetas me acusan de deber ser
valiente.
Las artes para siempre,
las musas sin cadenas.
Huelo, como vino, juego.
Me recuesto cara al cielo.
Y mi reposo goza en la paz de cada origen.
Buen día, día.
Adiós barcos anclados sobre torrentosas aguas.
Adiós espejos astillados.
No nosotros, regocijo del rocío
sobre narices esplendidas.
No, no, no,
no nosotros
elásticos enhebradores de deseos.
Buen día, día.
Buen día, futuro venturoso.
Buen día, día.

miércoles, octubre 25, 2006

Mi Patria



En mi Patria todos los días son Domingos
y todos los Domingos hay Muerte
En mi Patria la Música se llama Tango
y en la radio hay un partido de Fútbol eterno,
pero siempre son los últimos cinco minutos.
En mi Patria todas la flores son Jazmines
Y todos los Corazones están rotos o están heridos
En mi Patria siempre corre Sangre
En mi Patria no existe la Memoria ni el Olvido
En mi Patria todos los Hombres son Perón
Pero Perón ya no es ningún Hombre
En mi Patria hay ruido a botas y hay barrotes
En mi Patria es: “No Señor, Si Señor”
En mi Patria la Conciencia me engaña para que siga
Y no la esquivo sino con Drogas
En mi Patria todas las seguridades
Están de este lado, el de menos Corazón
Y del otro, casi todo vale
En mi Patria todos saben hacer algo menos yo
Pero siempre creo que esta vez voy a poder
En mi Patria todos se esfuerzan por mantenerme vivo
Pero siempre creo que esta vez voy a poder
En mi Patria es lo mismo ser burro que arrogante
En mi Patria cualquiera se pone a dar discursos
Para no sentirse tan solo
La Soledad es amarga pero también es dulce
En mi Patria siempre juego solo
Y mi Mamá viene, me mira y me acompaña
En mi Patria la gente no tiene Padre
Y los Amores son Ángeles que no existen
En mi Patria los Tesoros son Cajitas Musicales
Y las calles son fotos de la Tristeza
En mi Patria tenemos demasiado Miedo
Para buscar una Vida solos
En mi Patria los Amigos están para ayudarnos
En mi Patria la Vida nos cansa
Por no poder con ella
O por no saber sacarnos el Miedo
En mi Patria la Vida dura poco
Porque el Sol siempre está de Ocaso

martes, octubre 24, 2006

Declaración inicial

(Algunos Hombres Buenos - Palabras Mas, Palabras menos - Los Rodriguez)
Hay algunos hombres malos,
hay algunos hombres buenos.
Hay algunas miradas que no miran nada,
que olvidaremos.
Hay algunos que se duermenen sus viejos laureles.
Hay algunas mujeres que nos quieren para siempre.
En el fondo de mi casa
tengo un árbol de la vida:
regaré con saliva las raíces escondidas.
Algunos hombres apenas si nacieron.
Los hombres no se hicieron para ser prisioneros.
Porque algunos hombres buenos hay que lo siguen siendo,
algunos hombres son buenos porque tienen miedo.
Hay algunos hombres lejos,y una pata de conejo,
siete años de espejos, de pedazos rotos de los corazones.
Hay algunos que despiertana sus recuerdos dormidos.
Hay algunos amigos que me esperan por perdido.
En el fondo estamos solos
en un desierto de gente,
pero hay que ser muy valiente,
apretar los dientes a la soledad.
Algunos hombres son buenos carpinteros.
Los hombres no nacieron para ser prisioneros,
pero algunos hombres buenos hay que lo siguen siendo.
Algunos hombres son buenos porque tienen miedo.
Hay algunos hombres buenos, algunos hombres menos,
hay algunas palabras que nunca diremos, que olvidaremos.
Tres monedas en la fuente,mucha gente indiferente,
mucha uña y mucho diente, permanente, para siempre.
Johnny tiene una pistola,ya dejó la Coca-cola.
Hay algunos hombres buenos y pocas mujeres solas...
Algunos hombres son buenos carpinteros.
Los hombres no nacieron para ser prisioneros.
pero algunos hombres buenos hay que lo siguen siendo,
algunos hombres son buenos porque tienen miedo.
pero algunos hombres buenos hay que lo siguen siendo
algunos hombres son buenos porque tienen miedo.